Un nuevo proyecto para su hijo

Se hará necesario reconstruir o rearmar el proyecto interno del hijo, esto permitirá reconstruir la propia maternidad o paternidad. Habrá que reescribir el modelo ideal y transformarlo en otro. Es un proceso duro, doloroso, contradictorio, en el que resulta imprescindible encontrar una nueva forma de instalarse en la vida, tanto los padres como el hijo. Si esto no se logra, el futuro sólo será “pasado perdido”, congoja y frustración.

Pero para poder gestar un nuevo proyecto hay que, en primer lugar realizar el diagnóstico adecuado, cualquiera sea el origen y el momento de irrupción de la discapacidad. Todo diagnóstico tiene por lo menos dos momentos significativos: primero se definen las causas, los motivos, las lesiones para poder establecer la evolución. Después llega la hola del pronóstico, él nos revelará todo lo que “no” será posible y todo lo que “sí” será. Es importante conocer los “no” para no armar fantasías imposibles que lleven a nuevas y dolorosas frustraciones. Aceptado eso, los “sí” se harán evidentes y aparecerán en toda su dimensión para rearmar el proyecto.

Este momento es fundamental, ya que tiene que ver con la reelaboración, la aceptación y la propia resignificación como padres. Que ellos puedan depositar en el hijo sus fantasías Rescritas (con un nuevo sentido, con un nuevo proyecto) le permitirá a éste comenzar a transitar su horizonte posible. Algunas veces el proceso es largo, duro, costoso para los padres. Y tal vez deba ser así ya que no somos héroes cibernéticos sino seres humanos.

Posted in dificultades del niño

Tags:

RSS 2.0 | Trackback | Comment

Deja un Comentario

You must be logged in to post a comment.