Su falta es perjudicial

La anemia por deficiencia de hierro se presenta cuando el nivel de hemoglobina es inferior a 12.8 g/100 mi de sangre. Durante el embarazo este nivel desciende, pero si lo hace por debajo de los l0g/100 mi, se indicarán suplementos de hierro. Las mujeres que desean
concebir, deberían previamente realizarse un análisis de sangre para evaluar su estado respecto de este punto, ya que podrían revertir el cuadro de anemia con una buena alimentación y/o con suplementos que indique el médico.
En nuestras vidas cotidianas, solemos experimentar pérdidas de hierro por diferentes motivos. Por ejemplo, al cepillarnos los dientes, o al menstruar las mujeres, la sangre que se elimina provoca una determinada cantidad de pérdida de hierro. Estas elimi naciones periódicas son normales, pero a veces la falta de este elemento es tal que conlleva con secuencias más o menos severas según el caso.
La deficiencia de hierro puede ocasionar, entre otras cosas, los siguientes trastornos: cansancio, desgano, palidez, decaimiento general, uñas quebradizas, palpitaciones, como así también disminución de las defensas contra las infecciones y soplos cardíacos.

Posted in Durante el embarazo

Tags:

RSS 2.0 | Trackback | Comment

Deja un Comentario

You must be logged in to post a comment.