La impaciencia genera presión

¿Ya se sienta? ¿Ya dice mamá? ¿Ya dejó los pañales? Son preguntas que la gente hace a los papas. Las preguntas en general no molestan, al contrario, dan la oportunidad de hablar del hijo y eso es bueno. Pero respecto de los logros de los hijos es necesario tener en claro que si bien hay tiempos estimados y estadísticamente señalados para cada adquisición, éstos pueden variar bastante de niño a niño. Tenerlo presente puede evitar preocupaciones injustificadas en los padres. Una mamá que ignore que el desarrollo de los niños no responde a la rigidez de un calendario, puede ponerse ansiosa porque su nena que acaba de cumplir dos años no logró el control de esfínteres cuando el primito de la misma edad ya lo ha hecho. En consecuencia, esta actitud de la madre puede perjudicar el desarrollo del proceso normal de su hija, ya que su ansiedad genera una presión sobre la pequeña que no hace más que entorpecer y atrasar el proceso natural.

Posted in Desarrollo del Niño

Tags:

RSS 2.0 | Trackback | Comment

Deja un Comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>