¿Cuándo denunciar un abuso?

La opinión de los expertos es tajante: hay que denunciar siempre. La denuncia permite que la justicia proteja al menor y aisle al agresor, impidiendo de esta forma que los abusos se repitan. Por otro lado, un procedimiento judicial suele obligar a los agresores a seguir un tratamiento terapéutico, medida que raras veces buscarían por su cuenta.
Es de sobra sabido que un proceso penal causa daños añadidos a los niños. En muchos de los casos, tienen que declarar varias veces y desde el momento de la denuncia hasta ei final del juicio puede transcurrir un tiempo considerable. En este lapso, el menor se ve obligado a recordar continuamente los hechos.

Las ONG de la infancia han propuesto varias medidas para aligerar este procedimiento. Mientras tanto, las familias deberían ponerse urgentemente en contacto con un profesional competente, como un psicólogo, un asistente social o un abogado, con el fin de encontrar ayuda tanto acerca de los procedimientos de la denuncia como en cuanto a la atención psicológica. Un niño víctima de abusos siempre necesita el apoyo del psicólogo.
También el médico de familia del centro de salud pertinente puede ser un primer contacto.

Posted in dificultades del niño

Tags:

RSS 2.0 | Trackback | Comment

Deja un Comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>