Tener hermanos ayuda a crecer

Concha recuerda que en el caso de sus hijos mayores, que se llevan dos años, «el segundo se saltó muchas etapas por acercarse al mayor, como pasar de unos juegos a otros más avanzados», mientras que el primero volvió a vivir etapas que había disfrutado en su infancia, «como volver a comer papilla con su hermano pequeño».
Los dos hermanos se compenetran y aprenden a la vez a compartir. Además, el mayor gana en madurez y el pequeño despierta más rápidamente sus inquietudes.

Posted in Desarrollo del Niño

Tags:

RSS 2.0 | Trackback | Comment

Deja un Comentario

You must be logged in to post a comment.