Tendrá un hermanito

Los niños suelen reaccionar de diferentes maneras a la llegada de un hermanito. Casi con seguridad, les genera cambios en el comportamiento. Pueden estar más “llorones”, tímidos, fastidiosos. Pueden tener más dificultades para separarse de quien los lleva al jardín de infantes. Todo esto es producto de los celos, normales, por quien vendrá a ocupar un lugar más en los corazones de “su” papá y “su” mamá. Una forma de ayudarlo a expresar lo que no puede hacer con palabras, es jugar a dramatizar diferentes escenas que incluyan al futuro hermanito (por ejemplo, mamá puede hacer de la nueva hermanita recién nacida, con un simple disfraz); también cantar con él canciones relativas a este tema, o regalarle libros infantiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *