Cómo se manifiesta en el juego

Si observamos a los niños que están rondando los dos años de edad, notaremos que hay algo en su juego que es común a todos ellos. El meter y sacar, el trasvasamiento pasar elementos de un recipiente a otro), el embadurnamiento, son juegos característicos de esta etapa. Es conveniente ofrecer al niño materiales como arcilla, masa, gelatina o agua, los que le permitirán, a través de su manipulación, disminuir la angustia que significa desechar algo de su cuerpo. Ser pacientes es un buen modo de ayudar al niño en este aprendizaje que muchas veces se torna más difícil y angustiante para los adultos que para él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *