Dejando los pañales

Lo primero que debemos tener en cuenta es en qué momento madurativo se encuentra el niño. Por ello es sumamente importante estar atentos a lo que él verbaliza. Primero será capaz de señalar los pañales mojados, luego informará que está haciendo pis o caca, y por último nos avisará antes de hacer. Estos tres estadios son claves en el camino hacia el aprendizaje del control esfinteriano, siendo el último el aconsejable para comenzar.

No debemos olvidar que cada niño tiene su propio tiempo y que forzarlo a dejar los pañales si aún no es el momento evolutivo apropiado puede ser contraproducente. Los padres suelen ponerse muy ansiosos, pero es imprescindible controlar la ansiedad ya que ésta suele complicar las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *