Festival para los ojos

Permitan que su bebé vea cosas interesantes. Cuando acuestan al bebé en el cochecito o en la cuna, acérquenle dos o tres elementos de colores. Cuelguen de un hilo o soga, a la altura de sus ojos, aros o sonajeros de colores vivos, para que pueda mirarlos y más adelante también tocarlos. Traten de no dejarlo todo el tiempo acostado en el cochecito si éste tiene paredes cerradas, ya que el bebé no podrá ver lo que pasa a su alrededor, y se verá forzado a mirar todo el tiempo el aburrido techo de su carrito. Con el bebé en brazos, paseen por la casa y muéstrenle fotos, muebles, cuadros, objetos interesantes (a una distancia de aproximadamente 30 cm.), y explíquenle qué es lo que ve. Cuando lo bañan, incluyan en la bañera juguetes de agua coloridos. Enfréntenlo al espejo y dejen que mire su rostro y el de ustedes reflejado en él. Alrededor de los 4 meses, verán que a menú do su bebé puede estirar el brazo y tomar objetos con la mano. Por eso, presten especial atención a todo lo que queda a su alcance. Cuiden que no haya objetos pequeños, como tapitas, botones, etc., ya que podría atragantarse con ello. Igual de peligrosos resultan los elementos cortantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *