Hablarle al bebé es fundamental

Es tentador e instintivo hablarle al bebé en idiomas inentendibles (“cuchi cuchi”, “mi bebuchito”, etc.), pero el bebé debe escuchar principalmente el idioma correcto. Háblenle con palabras claras, enteras y existentes. No se debe menospreciar su capacidad de entender, ya que los bebés construyen su vocabulario día a día a partir de su nacimiento. Amplíen el vocabulario incluyendo las cosas que lo rodean, como ser la habitación de los padres, sus juguetes, sus ropas. Durante el cambio de pañales, explíquenle qué es lo que están haciendo. Mientras lo visten, díganle: “ahora te voy a poner los pantalones…ahora la remera”, y así con cada prenda.

Mientras come, cuéntenle cómo se llaman los alimentos. Mientras lo bañan, menciónenle las partes de su cuerpo: “ahora te lavo las manos, ahora los pies”.

A la hora del paseo por la casa o por la calle, pongan en palabras simples lo que el bebé está viendo: “mira esos árboles”….”allí hay un pajarito”. Cuando van a alzarlo en brazos, pueden decirle “ven con mamá”, “ven con papá”, y así con el paso del tiempo entenderá bien la palabra “ven” y tendra para él un significado agradable. En los meses siguientes, cuando se acerquen y digan sólo eso, verán dibujada una sonrisa en su rostro. Señal de que ha incorporado el significado de esa palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *