La forma de evaluar

La recolección de datos sobre los alumnos se hará de manera permanente (no sólo a través de exámenes bimestrales, semestrales y finales) para así ir ajustando la enseñanza a las necesidades de los niños. Podemos decir que en primaria y preescolar los resultados se consignan de forma cualitativa y no sólo cuantitativa. Así, es preferible describir detalladamente los logros y dificultades de cada niño que ponerle la etiqueta de una calificación numérica.

Evaluar a un pequeño no es tarea fácil para su maestro. Es necesario tomar en cuenta diversos factores para tener el espectro completo del aprendizaje del niño durante cada año en particular. Por ejemplo: no es igual la forma de evaluar en el nivel preescolar que durante la primaria. Mientras en el jardín de niños generalmente no se realizan exámenes para su evaluación y promoción, en primaria son imprescindibles.

De esta manera, durante el kinder se toman en cuenta otros aspectos, como la integración del alumno a la escuela y a sus compañeros (socialización), la forma como juega con los materiales (maduración psicomotora), si escribe y lee antes de tiempo aprendizaje del proceso de la lecto-escritura), etcétera. Por otro lado, en los niveles de primaria se toma en cuenta su desempeño diario, la elaboración de tareas, la participación en clase y eventos cívicos, y su conducta social, con la finalidad de hacer una evaluación integral de cada alumno.

En general se pueden evaluar 3 aspectos:

  1. Comportamiento. Se toma en cuenta toda la actitud que tiene el niño en todo lo relacionado a la conducta, material escolar propio y ajeno, cumplimiento de las normas, retrasos en las horas establecidas, etc.
  2. Actividades. Aquí se engloban las actividades dentro del salón y los deberes de casa. Es necesario que estén completos y de forma correcta.
  3. Exámenes. Al final de cada capítulo o temporada se hace una evaluación de conocimientos por cada materia, con el fin de evaluar el aprovechamiento del alumno.

Existe mucha polémica sobre los sistemas de evaluación actual, es por eso que nosotras debemos de participar en ellas, ver si los resultados son los esperados y si hay algún problema atender al niño como sea conveniente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *