Tener hermanos ayuda a crecer

Concha recuerda que en el caso de sus hijos mayores, que se llevan dos años, «el segundo se saltó muchas etapas por acercarse al mayor, como pasar de unos juegos a otros más avanzados», mientras que el primero volvió a vivir etapas que había disfrutado en su infancia, «como volver a comer papilla con su hermano pequeño».

Los dos hermanos se compenetran y aprenden a la vez a compartir. Además, el mayor gana en madurez y el pequeño despierta más rápidamente sus inquietudes.

Existe mucha polémica si un hermanito es buena idea o no, algunas personas opinan que no es buena idea tener un segundo bebé, opinan que es mejor darle toda la atención a uno en lugar de dividirla, en este aspecto entra el afecto, convivencia, el aspecto económico y los bienes que le podemos dar, la calidad de educación y el tiempo prestado a su mejora, también opinan que pueden provocar celos cuando el hermano mayor se siente menos importante pues por la edad o alguna enfermedad le prestamos más atención al más chico. También dicen que los amigos los podrá hacer en la escuela y así debe de ser, pues eso le ayudará a ser más sociable y le ayudará a buscar las cosas fuera de casa haciéndose más independiente.

Por otro lado están las personas que opinan que un hermanito es la mejor opción pues desarrollan habilidades que de otra forma no harían, socializan más fácil pues con los compañeritos no pueden hacerlo por mucho tiempo, con un hermanito pueden desarrollar más su carácter pues conviven mucho más tiempo y hay veces que los sentimientos se obligan a expresarse de mejor forma y con más naturalidad.

Quizás nunca sepamos cual es la mejor opción pues yo creo que todo depende de muchos más factores, por ejemplo si los papás están preparados mentalmente y económicamente para un segundo hijo, el modelo educativo que tenemos actualemente, la sociedad, la educación de los otros niños, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *